viernes, 30 de septiembre de 2011

Nos vamos de boda...





... a Madrid.


Se casa Natalia,


prima y ahijada de Luis,


con su Javi de toda la vida.


¡Felicidades, Pareja!

miércoles, 28 de septiembre de 2011

¡Ver para creer!!!!

No sé si conoceis este vídeo pero me ha encantado.


La gente no deja de sorprenderme.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Es lunes. Una sonrisa, por favor.

PARA LAS PERSONAS QUE AÚN NO ESTÁN RELACIONADAS E INTEGRADAS EN LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA CLASIFICAR A LOS HOMBRES



¿Sabes lo que es un marido DVD? Es aquel que se Desnuda, se Vuelve y se Duerme


¿Y un marido DVD-R? Es aquel que se Desnuda, Vuelve, Duerme y Ronca


¿Y un marido CD? Es aquel que Come y Duerme


¿El marido IPOD? Es el marido Inútil Para Otras Diversiones


¿El Hombre MP3? Es el que es Mu Perro, Mu Perro, Mu Perro!!!



Moraleja de la historia:


NO HAY NADA COMO LOS VIEJOS VHS!!!!! Varias Horas de Sexo



A vueltas con la guerra de sexos...


¡Me encanta!


Feliz samana a todos/as

sábado, 24 de septiembre de 2011

Visitas de verano. Carlos (Alias Y)



Una última y encantadora visita. Nuestro amigo Carlos, portugués de Madeira, al que yo recordaba como el señor "Y" en esta y esta entradas que publiqué hace un tiempo.

Entonces explicaba como lo conocimos durante un viaje. Como esa amistad que a veces surge entre viajeros fue, en este caso, algo más de lo que suele ser habitual. Contaba cómo volvimos a vernos en otro viaje "sorpresa", sus posteriores aventuras por el mundo y el final de su matrimonio.

Carlos trabaja desde hace unos años en Guinea pero siempre viene de vacaciones a Portugal. Lo malo es que cuando él viene nosotros no estamos y viceversa. Por eso no hemos podido vernos durante un tiempo. Hasta ahora manteníamos la amistad gracias a facebook. Pero desde hace unos días, la hemos retomado en vivo y en directo gracias a su inesperada visita.

Un lunes recibí un mensaje en mi muro diciéndome que íba unos dias a Almería y que de camino desde Lisboa pasaría cerca de casa. Que si nos vemíamos para tomar aunque fuera un café. Eso fue por la mañana. Llegó por la tarde. Y se quedaron 2 días. Y digo se quedaron porque Carlos no vino sólo. Por fín hemos conocido a su actual pareja, Raquel, una guineana encantadora, y a su hijo Carlitos (un pillo que sale al padre fijo) que lo han acompañado esta vez. Nuestro amigo vuelve a ser feliz. La vida sigue.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Visitas de verano. Irene





Hace un par de años, en una de mis primeras entradas, hablé de mi sobrina Irene. Yo llevaba entonces bastante tiempo sin verla. Luis y su hermano se distanciaron por un feo y tonto asunto que requería que mi cuñado diera unas disculpas que no llegaron hasta el año pasado. Luego, tras la reconciliación, ha habido que esperar un año más para que, poco a poco, las aguas hayan ido volviendo a su cauce. Porque las heridas llegan a curarse, pero las cicatrices quedan ahí para siempre. Así es la vida.

Pues bien, por fín este verano se ha producido el reencuentro. Ya era hora. Y en un sólo instante, al ver su carita sonriente a través de la ventanilla del coche al llegar, verla salir corriendo hacia nosotros y sentir su fuerte abrazo en volandas al salir corriendo del coche, las cosas han vuelto a estar en su sitio. Como deberían haber sido siempre.

Yo, durante todo este tiempo, he intentado que la ruptura afectara lo menos posible a las dos niñas, Irene y su hermana Mirian (sí, con n), que nos perdió de vista siendo muy pequeña y para la que éramos unos titos prácticamente desconocidos hasta la semana pasada. Les he seguido mandando regalos por sus cumpleaños y he cumplido escribiendo las correspondientes cartas a los Reyes Magos, año tras año, la mayoría de las veces de manera clandestina (¡hombres!). Mi intención, repito, era mantenerlas al margen y evitar daños colaterales. Ahora sé que lo he conseguido. La sonrisa de Irene me lo ha demostrado. Con Mirian y su gran timidez, tiempo al tiempo. De todas formas, los comienzos prometen, vaya si prometen.

martes, 20 de septiembre de 2011

Visitas de verano. Celia

Después de dejar claras mis intenciones para la vuelta, vamos a ponernos al día. El Chaleti ha estado funcionando "full time" todo el verano, para variar. Otro verano movidito. Y con visitantes "ilustres".

Tras la fiesta hawaiiana y el campamento, Luis y yo apenas tuvimos unos días de descanso. Nos acercanos a Marbella para llevar a mi madre, y pasamos allí esos días con mi hermano y mis sobrinas.

Pronto volvimos para recibir en casa a mi amiga Celia y su familia (ya escribí sobre ella en esta, esta y esta entradas, por su situación algo complicada), la que vive por tierras burgalesas (donde fuimos el pasado mes de abril).

Como he decidido que si escribo sobre algo voy a ser sincera (y si no puedo o no me atrevo a serlo, no lo escribo y a otra cosa...), diré que han sido 12 días agotadores, física y emocionalmente. Eso, a pesar de que se nota que las niñas crecen y este año se han portado bastante bien... hasta que llegó su "papito". A partir de entonces, las cosas flojearon bastante. Le tienen tomada la medida. Y lo que hasta entonces había ido como la seda ya no lo fué tanto. Son cosas que se ven bastante claritas desde fuera pero que no son fáciles de solucionar. Los mayores lo hemos hablado en las sobremesas nocturnas, largo y tendido. No sé si la terapia que compartimos cada verano sirve para algo, porque las cosas tampoco parecen cambiar demasiado de un año para otro. Nosotros (Luis y yo) lo intentamos y lo seguiremos intentando siempre. Son nuestros mejores amigos y es lo que les debemos. El resto, debe salir de su parte. Y esa es la parte difícil.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Es lunes. Una sonrisa, por favor.

Retomamos esta sección con una amplia sonrisa, espero.


Feliz semana a todos/as.



video

sábado, 17 de septiembre de 2011

¿Por qué...

... Luis ha estado más de 10 días malito, con fiebre y un resfriado de caballo, y ninguno de nuestros más allegados (familiares y amigos, que lo saben) salvo mi madre (esa suegra, eh¡¡¡¡) lo ha llamado para interesarse por él?

... tampoco a mi nadie me ha llamado para preguntarme qué me han dicho los médicos de mi rodilla si saben que ando bastante fastidiada y liada con pruebas, por enésima vez?

... si yo siempre que me entero de males ajenos y/o visitas a médicos llamo para preguntar?



(Entrada que yo antes me censuraría pero que con mi nueva política, si no la escribo, reviento)

viernes, 16 de septiembre de 2011

Suma y sigue... mi rodilla...

A lo tonto, a lo tonto, llevo más de un año con los malditos dolores en mi maldita rodilla derecha. Tras varias visitas a traumatólogos, fisioterapeutas y demás opciones inútiles, a NADIE, repito, a NADIE se le había ocurrido la sencilla y sensata idea de pedir que me hicieran una miserable radiografía. Y no vayamos a hablar de una resonancia, que eso son palabras mayores...

Pues bien... harta ya de esa situación y viendo que las molestias iban a más, este verano tomé la decisión de actuar y lo hice de la siguiente manera:

Paso 1: Aproveché que en agosto las urgencias respiran y me fuí a las de la clínica de mi seguro privado (el que me costea mi madre...). Confieso que tuve la enorme suerte de dar con un médico joven y afortunadamente aburrido en una mañana flojita de trabajo. Hablamos de mi problema largo y tendido, sin prisas y decidió tomarse su sagrado trabajo en serio. Dicho y hecho. Salí de allí con la radiografía ¡HECHA!!!!!, el volante para la resonancia ¡PARA EL DIA SIGUIENTE!!!!! y una cita pedida para que me viera otro traumatólogo.

Paso 2: Voy a mi cita con el traumatólogo con los deberes ya hechos. La radiografía y la resonancia bajo el brazo. Y los informes de la rehabilitación. Todos negativos me dice. No tengo artrosis (vamos bien). Pudo ser tendinitis pero eso no es lo que me provoca los dolores (vale). Ahora resulta que la rodilla está mejor de lo que creíamos. Que va a ser que no estamos buscando donde debemos, me dice (¿BUSCANDO? ¿QUIEEEEEN, si nadie me había mandado nada de todo esto antes????). Que hay que buscar en otro sitio. Que puede ser el ciático. Que necesito resonancia lumbar y tratamiento de vitamina B.

Paso 3: En eso estamos. La semana que viene, más resultados. De momento debo decir que las inyecciones duelen pero alivian. ¿Habremos dado (y me incluyo por la cuenta que me toca) por fín en el clavo?

miércoles, 14 de septiembre de 2011

De vuelta... por los pelos...

Este blog ha vuelto de sus vacaciones. Aunque lo de vacaciones ha sido un mero eufemismo. Me he pasado todo el verano pensando. Y pensando. Y pensando. Cuestionándome muy seriamente abandonar definitivamente esta aventura bloguera.

Como ya publiqué no hace mucho, a veces... me ha pesado muchísimo tener un blog abierto. Lo que cuando empecé con esta andadura era para mí una manera de desahogarme, ahora me estaba axfisiando. Por no poder expresarme a gusto, por tener que ocultar a veces mis filias, a veces mis fobias. Estaba atada, muy atada, creedme. Ha habido cosas que me habría gustado contar y no he podido. A veces eran cosas buenas, pero no podía contarlas, porque algunos podrían haberlas malinterpretado. A veces eran cosas no tan buenas, y tampoco... porque a otros les podría haber molestado. Si me voy o no de viaje, si no siempre estoy de acuerdo con la gente que me rodea (es mi derecho), si no me gusta la actitud de algún conocido, si me enfado con algún amigo, si alguien me hace un feo,... debo callarme para que nadie se moleste conmigo... Evidentemente, tampoco es cuestión de venirme al blog y ¡ala!, a largarlo todo... pero a veces (es mi derecho también) me hubiera venido bien cierto desahogo. Y no ha podido ser.

Muchos piensan (y dicen) que no soy precísamente diplomática... y que no tengo ni idea de lo que es ser políticamente correcta... Si ahora me están leyendo, y se dan cuenta de las cosas que me he callado, tal vez me reserven el derecho de la duda. Incluso tal vez pueda ser que de una vez se convenzan de que los años suavizan las aristas, al menos las mías.

Algunos me han aconsejado privatizar. Pero no quiero. Porque yo empecé a escribir un blog para contar mis vivencias, mis añoranzas, mis experiencias, mis aventuras, mis cosas y mis tontadas, y para que mis familiares y amigos me leyeran y supieran de mis dichas y de mis desdichas, de lo bueno y de lo menos bueno, procurando siempre mantener un tono optimista, que tristezas ya tenemos bastantes. Los demás invitados me llegaron como un regalo añadido, que agradezco enormemente (aún recuerdo con ilusión mi primer comentario, mi primer premio...) y que sigue ilusionándome cada entrada.

Así que he retomado el reto. Voy a continuar escribiendo. Lo que me pase a partir de ahora... y quizás algo de lo que antes me he callado... ¿por qué no? Caiga quién caiga. Y quién no quiera, que no lea. Ese es su derecho.

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K