sábado, 9 de enero de 2010

Adios a las Fiestas

Como cada año, hoy me toca quitar todos los adornos navideños. Y, como cada año, lo hago con pereza y tristeza. Porque reconozco que, en el fondo, estas fiestas aún consiguen emocionarme. Y porque mi Chaleti estaba precioso ¡qué narices!
A pesar de tanta felicidad impuesta y tanta sonrisa fingida que nos rodea siempre en Navidad, a pesar de la lluvia y las noches en vela de este año, mi balance es positivo. Porque una familia reunida y bien avenida es algo de lo que pocos pueden presumir hoy en día y nosotros lo hemos conseguido. ¡Prueba superada!
Ahora es el momento de la vuelta a la realidad, sea cruda o no, que para todos se reparte. Ahora nos toca hacer frente a los excesos que todos, en mayor o menor medida, cometemos en estas fechas. A perder los kilos ganados en comidas sin fín y a ahorrar de nuevo lo gastado,... Una vuelta a la rutina en la que deberíamos intentar, con todos los medios a nuestro alcance, mantener el talante de los días pasados y no olvidar lo fácil que es ser un poquito mejores... y no sólo en Navidad.

7 Comments:

Lisbeth said...

Yo, por mi parte, estaba deseando de que las fiestas terminaran. Demasiado largas, para mi gusto.

Salu2.

Estela said...

El turron se me ha instalado todo en la barriga...Y ahora cualquiera lo quita de ahi con lo bueno que estaba jejejeje...Yo la navidad la he vivdo con bastante triteza, cuando faltan seres queridos no es lo mismo la silla de mi padre estaba vacia, aunque tengo el presentimiento de que estaba alli.

Un abrazo!!!

laquesigueaqui said...

Si este año pusite tu Chaleti tan bonito, para el año que viene aún lo pondrás mejor. La experiencia es un grado!

Un beso.

Maitasun said...

Pues si... yo también necesito hacerme una cura de comida y bebida, porque que cantidad de excesos!!

Un besote

Lisset Vázquez Meizoso said...

No os quejeis de los excesos que nadie os obligó a cometerlos :D Ellos están ahí para que sean saboreados, ya que muchos no pueden cometerlos ni aunque quieran. Benditos los finales porque dan paso a nuevos comienzos y traen consigo la ilusión de la espera por una nueva navidad, por otros excesos que vais a cometer a sabiendas de que os vais a volver a quejar :)

LUISA M. said...

Hola, Leticia, y feliz año nuevo.
Después de estas fiestas vividas en familia, nos toca volver a los quehaceres cotidianos. Hagámoslo con energía e ilusión renovadas.
Hoy he visto en TV que nevaba en Sevilla, algo realmente infrecuente, espero que hayas disfrutado del espectáculo. ¿Se ha cubierto de blanco el tejado de tu chaleti?
Besos.

Rosa Cáceres said...

El mismico día 7 empezamos aquí las clases, en el IES se había instalado Siberia, que no la calefacción, pero hay que tomárselo con calma, que engorda menos que el turrón jajaja
Yo es que he leido por muchos sitios que "somos lo que comemos", y claro, pues le doy a los bombones a ver si resultara verdad jajaja
Me van a tener que rular por la calle, pero, hija mía, es que los pplvorones y los mantecados de Estepa me pueden, me subyugan, me atraen como una droga jajaja
¡Hala, a ser todo lo felices que podamos!
Un besico.

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K