viernes, 9 de diciembre de 2011

Prefiero ser feliz...



Mi amiga Celia me ha mandado esto por email. Me ha parecido muy interesante así que lo publico.

Eran las 8 p. m. en una concurrida avenida. Una pareja va retrasada para cenar con unos amigos. La dirección es en un rumbo que no suelen frecuentar por lo que ellaconsultó el mapa antes de salir. Él conduce y Ella le orienta y le indica que gire en la siguiente calle a la izquierda. Él argumenta muy seguro que es hacia la derecha. Inicia la discusión y casi al instante Ella calla y Él decide girar a la derecha. En pocos minutos Él se da cuenta de que estaba equivocado. Aunque es difícil, admite que tomó el camino equivocado, al tiempo que inicia el retorno. Ella en silencio le sonríe con camaradería. Una vez que llegaron a la cita se disculparon por el retraso y la noche transcurrió grata y amena.

Cuando habían emprendido el camino de regreso, Él comenta: -Tú estabas segura de que tomaba el camino equivocado, ¿por qué no insististe para que me fuera por el correcto?

Ella responde: -Porque íbamos retrasados y el tráfico estaba tan congestionado, que los ánimos estaban calentándose, estábamos a punto de una agria discusión, si insistía más, y habría estropeado la noche, y entre Tener Razón y Ser Feliz, prefiero Ser Feliz.

Esta historia la contó una directora empresarial durante una conferencia sobre la simplicidad en el mundo del trabajo. Ella utilizó el escenario para ilustrar la cantidad de energía que gastamos sólo para demostrar que tenemos razón, independientemente de tenerla o no."

¿Qué prefieres tú, ser feliz o tener la razón?"

3 Comments:

Nuria said...

Así planteado... me apunto a ser feliz.
Un beso y feliz fin de semana

Ana said...

Ser feliz desde luego.Pero como soy muy cabezona, se creo que tengo razón no atendo a razones. Soy así de burra que le vamos hacer :(

Marga said...

Yo ya he demostrado en alguna ocasión que "ser feliz" y vivir en armonía. Pienso que es lo más inteligente.

A veces se tiene razón y no puede demostrarse por no herir a nadie. Cargar con una culpa ajena por el bien de la mayoría es algo reservado a la madurez. A eso hay que aspirar.

Saludos.

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K