miércoles, 12 de agosto de 2009

Españoles por el mundo

Ahora que estamos de vacaciones... parece que viene al caso esta reflexión que llevo un tiempo escrita.
Cuando salgo de viaje al extranjero, vaya donde vaya, siempre me encuentro españoles. Lo de la crisis debe ser para otras cosas, porque lo que es viajar, viajamos, aunque nos toque ahorrar todo el año. Por eso no entiendo por qué la mayoría de los españoles que me he encontrado por esos mundos de Dios no parecen disfrutar de sus viajes.
Me explico.
Están los que piensan (y a la menor ocasión lo sueltan) que no hay nada mejor que lo nuestro. Que digo yo que tenemos cosas fantásticas, pero los demás no se quedan atrás. Entones ¿para qué salen de viaje si lo mejor ya lo han visto?
Luego están los del bando contrario, para los que todo es más grande, más bonito, mas organizado... que en España. Se pasan el viaje sufriendo, verdes de envidia... Que digo yo que alguna de nuestras cosillas se salvará, ¿no?
También están los protestones, a los que nada les parece bien (los horarios, las comidas, los nativos, ...). Esos tampoco parecen disfrutar demasiado. Que digo yo que deben tener cuidado no se vayan a traer encima una úlcera por la "mala... digestión".
Que no se me olviden tampoco los charlatanes, más bien gritones, que llevan el amor patrio al límite y hacen de todo para hacerse notar, para que a nadie le pase desapercibido que hay un españolito cañí por allí. Que digo yo que ¿para qué? Sobre todo si con ello acentúan más el típico-tópico que no hay manera de que nos quitemos de encima y que me pone de los nervios.
Y por último estamos los normales, que queremos aprovechar lo mejor posible la inversión que supone el viaje. Los educados y respetuosos con las costumbres ajenas. Los que viajamos dispuestos a disfrutar, lo primero, pero a aprender y conocer cosas nuevas también. A los que nos gusta hablar con las gentes de esos otros países que visitamos, aunque sea en "espanglish" (porque lo que es de idiomas estamos más bien caninos). A los que nos gusta encontrar españoles como nosotros, normales, simpáticos y divertidos, de los que hacen que un buen viaje se vuelva inolvidable. Como tu, Jonathan. Un abrazo, amigo.

2 Comments:

Rosa Cáceres said...

Cuánta razón tienes. la clasificación de viajeros que haces es exhaustiva y atinada. Eso mismo pienso yo.
Claro, que mis viajes son mucho más modestos que los tuyos jajaja, no voy recorriendo el mundo, pero para mí cualquier sitio que no conozco es un apasionante descubrimiento, aunque esté a doce kilómetros de mi casa.
Disfrutar de ese detalle, de ese momento en una plazuela, en un barrio recoleto en que cada casita es una muestra única de cómo vivir el concepto de vivienda..., en fin, no quiero alargarme, pero cada lugar tiene hasta su olor especial. Ni presumir, ni envidiar, simplemente descubrir y disfrutar. Mejor, claro, en compañía.

Peacemaker said...

...no se porque siempre se tiende a pensar que uno mismo es el "normal, simpático y divertido..."

creo que hay tantos tipos de viajeros como personas...ni mejores, ni peores. Otra cosas es qeu sean mas fines a uno mismo o menos.

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K