viernes, 18 de septiembre de 2009

Infancia en un pueblo

Hoy me siento especialmente nostálgica. Estoy en uno de esos días tontos que todos tenemos de vez en cuando en que, sin saber por qué, te vienen a la cabeza recuerdos de días pasados. Y me he acordado de mi niñez, en mi pueblo, Montellano, y en cómo me lo pasé aquellos años.
He recordado los juegos con mis amigos/as en la calle, al escondite, al tejo, al elástico (las niñas), a las canicas, al fútbol, a pídola (los niños), los paseos hasta el kiosko de chuches a gastar lo que nos daban de paga, las sesiones de cine (en las que, a veces, lo de menos era la película), las tardes de domingo sentados en los "jardincitos", simplemente charlando y riendo, a veces discutiendo, sin mayor preocupación que la de no llegar tarde a casa ...
Y mi pandilla... ay mi pandilla... cómo nos hemos divertido y cómo nos hemos querido...
En la ciudad hubiera sido diferente. En la ciudad los niños no salían solos a jugar a la calle. Sus padres los llevaban al cole, los recogían, los llevaban a alguna que otra fiesta de cumpleaños,... y los amigos/as ¿qué? Estaban los compañeros de clase, donde siempre habría alguno más allegado, pero cuando se acababa el cole ¿qué? En la ciudad no había pandillas hasta que no se tenían unos años más pero entonces,... entonces las cosas ya eran distintas, y las conversaciones, y los juegos...
Eran otros tiempos, está claro...

8 Comments:

alma máter said...

A veces cuando el tiempo está así.. gris..., no se.. estamos más nostálgicos..

Un beso fuerte y a disfrutar del finde!!!

Princesa said...

Aunque haya pasado el tiempo, ya te digo yo que no es lo mismo criarse en un pueblo que en una ciudad... hay un cambio sustancial...

Y si, a mi también me ha influido este tiempo gris y lluvioso para echar atrás mis pensamientos!!

Un besote

Ana said...

Supongo que es normal, de vez en cuando también yo "vuelvo la cara a trás" y echo de menos mi pueblo, mis amig@s, mis padres.

Besos

Nuria Gonzalez said...

A todos nos ocurre. Volver la vista hacia el pasado. Míralo con positivismos pues te lo pasaste bien. Pues que te quiten lo bailao

Lina said...

A veces es normal volver la vista atras y recodar cosas bonitas, la infancia es una de ellas. Leía tu post y me imaginaba a mi... vivo en una ciudad pequeñita, por lo que era más o menos así.

Fui campeona por dos años consecutivos de los campeonatos de canicas de los chicos. Nadie quería jugar conmigo despues de esto porque siempre ganaba y el perdedor debía de dar su canica al ganador. Menuda colección de canicas regalé a mis primos años después!!!

Ainssssssss recuerdos!!!

Juanma said...

Me vas a poner nostálgico también a mí. Y, además, va acompañando el tiempo.
Qué buenos tiempos los de la infancia en un pueblo, desde luego..."quien lo probó, lo sabe".

Besos.

Marian said...

Ay, yo también echo de menos esos juegos en la calle hasta muy tarde, mientras nuestros padres charlaban sentados al fresquito. Qué tiempos aquellos...Y, que conste, que no ha pasado tanto tiempo, lo que ocurre es que todo ha cambiado muy rápido, ;D.

OC said...

Pues yo vivo en una ciudad y será porque hace muchos años pero recuerdo lo mismo, la goma, la cuerda, la rayuel, los patines, rescate...

Pero son cosas que mi niña ya no podrá disfrutar, te queda llevarles al parque o quedar con los primos o hijos de amigos, es una pena pero entiendo lo de la nostalgia.

Ese tiempo para mí era mucho mejor.

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K