miércoles, 9 de septiembre de 2009

La vuelta al cole

El pasado domingo vinieron al Chaleti mi madre, hermanos y sobrinas. Barbacoa familiar para despedir el verano.
En medio de la comida se me ocurrió preguntar a las niñas ¿cuándo empezais el cole? ¡Qué caras me pusieron! Mi cuñada me dijo ¡vaya pregunta! ¡no se lo recuerdes...! Y yo, un poco por continuar la broma, un poco para arreglar el entuerto, dije... si yo lo digo porque ahora empiezan las vacaciones de los padres... Entonces saltó uno de mis hermanos ¡eeeeeh...! ¿qué vacacioneeeeees...? Y todos empezamos a reírnos...
Lo explico.
Mis hermanos, los dos, son profesores. Así que... recogiendo lo ocurrido, lanzo la siguiente reflexión: ¿cuando tienen verdaderas vacaciones los profesores con hijos?

4 Comments:

Ana said...

Pues si, nunca me había parado a pensarlo de ese modo.
Ya sabes "la plebe" ( léase incultas como yo,jejeje), siempre vacilamos con el tem de las vacaciones de los profesores. Pero ahora que lo dices, los que tengan hijos estarán un poco traumatizados,jeje

Besicos

Princesa said...

No me recuerdes lo que me espera en un futuro... pufff, jejejejejeje

Rosa Cáceres said...

Los profesores con hijos suelen disfrutar de las vacaciones de sus hijos, porque no los perciben como un incordio en casa, quizás porque uno, dos, tres hijos, dan menos trabajo que cien o ciento cincuenta alumnos. Hablo por experiencia propia.
La labor del profesor es más dura de lo que la gente cree, porque trabaja con seres humanos, y eso implica que emocionalmente se ve invadido por los problemas que observa y que no deja al salir del Instituto o del Colegio, porque se los lleva en la cabeza quiera o no, para bien o para mal.
A los alumnos se les toma afecto, de veras. Los chavales sufren, también más de lo que el común de la gente supone. Muchas veces el profesor, sobre todo si es tutor, es receptor de confidencias estremecedoras.
Me he puesto trnascendente, perdón. Es deformación profesional jajaja

Nuria Gonzalez said...

Bueno yo lo veo bajo otro punto de vista.
Los profesores tienen la gran suerte de poder disfrutar las vacaciones con sus hijos, muchos otros no pueden. No obstante la labor del profesorado es encomiable cuando se efectúa honradamente.
Besitos guapa

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K