miércoles, 7 de abril de 2010

Confieso que he pecado...


... y me he saltado la dieta una vez, dos, tres.... ¡maaaaaambo!

Es lo que tienen las fiestas. Que si una comida por aquí, que si una cenita por allá, que si una torrijita para probar, que si unos frutos secos mientras llegan los pasos, que si es el santo de mamá, que si es el mío,...

Aunque he andado bastante, sé que eso no ha sido suficiente para compensar lo ganado. Lo sé y lo noto en la ropa. Y eso que no me he pesado. Ni pienso hacerlo. Me niego en rotundo.

Esta semana, y la que viene, volveré a portarme bien. No es una intención. Es una necesidad casi vital. Porque si no lo hago ¿cómo voy a caber dentro del traje de flamenca?

7 Comments:

Lisbeth said...

Venga... todo sea por estar divina en ese traje de flamenca... tu puedes...

Besos.

Ana said...

Creo que todas hemos pecado...y lo mío no se soluciona con unas caminatas. Tendré que volver a empezar y bien estricta,jeje

Lisset Vázquez Meizoso said...

Ay amiga, yo me compro una cremallera para la boca si tú me la coses con cariño :) ay ay :) Besos y ánimo, que tú sí eres valiente y ese vestido merece que lo paseen pronto :** Besos.

YaS said...

Pues yo cada vez que me voy de vacaciones bajo de peso!! Será la comidita que me hace mi madre jajajaja

Ahora con caminar y comer sanito bajas esos 2 kilos que te quieres quitar!

Besootes

miguelin said...

Yo he tenido muchos deslices de esos jajajajajaja. Siempre pasa algo, celebracion aqui, un helado alla... pero bueno, lo importante es volver al habito y fuerza de voluntad. Mucho animo y un abrazo compañera. Estas invitada a mi blog.

Maitasun said...

Nos hemos pasado todas... yo he perdido la cuenta de las torrijas que me he comido estos días... Madre mía!

Nada, ahora un poco en serio para luego disfrutar el traje de flamenca y la feria!

Un besote

laquesigueaqui said...

Ánimo! Seguro que eres capaz de cumplirlo.

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K