jueves, 29 de abril de 2010

Sillitas y carritos 2

Creo que mi última entrada y sus consecuencias merecen una aclaración.

Una de las razones por las que creé este blog es para exponer mis opiniones. Además, lo hice "a cara descubierta". Y creo que también es mi derecho moderar los comentarios que recibo en cada entrada. Sabeis que rara vez participo en la lista de comentarios (generalmente por falta de tiempo) pero esta vez no he podido evitar intervenir desde el primer comentario para que el tema no se desviara por un camino que no me gustaba nada, como podría haber ocurrido.

Por eso, y desde el primer comentario, intenté eludir un único aspecto del debate. No podía permitir que se incluyera en el mismo a las personas que necesitan usar silla de ruedas. No podía permitir, bajo ningún concepto, que se pensara que tengo la misma opinión de las sillas de ruedas que de los carritos de los niños (más que de los carritos, de los que no saben llevarlos, vuelvo a decir).

Al principio simplemente intenté pasar de comentar ese tema de las sillas de ruedas, diciendo que estaba fuera de lugar. Tampoco es tan fuerte que me niege a comentar ciertos temas, digo yo...

Luego, no me quedó más remedio que dar explicaciones privadas que me hubiera gustado reservar en un plano más íntimo.

Porque en casa tenemos guardadas, por desgracia, no una sino dos sillas de ruedas. La de mi abuela (derrame cerebral) y la de mi padre (alzheimer). Los dos las usaron durante sus últimos años de vida. Así que, vuelvo a repetir, no me gusta que se saque tan a la ligera ese tema o se dé por hecho que mi opinión pueda ser la misma que para los carritos de bebé. Eso sí que es fuerte.

El chaleti está diseñado sin barreras. El baño de invitados está especialmente pensado para la movilidad y el acceso de una silla de ruedas. La habitación de invitados se reformó, ampliándose, sobre la marcha para lo mismo. Las puertas son de un ancho especial para facilitar el paso. Pasillos amplios,... Todo lo hicimos para que mi padre pudiera venir (mi abuela ya no estaba con nosotros). Desafortunadamente, no llegó a conocerlo.

Y yo que pensaba sólo en escribir una entrada para generar opiniones, asumiendo que muchas serían diferentes a la mía, dar un poco de vidilla a esto de la blogosfera, vamos... No sólo me gustan las críticas. En este caso las buscaba y si no, leed de nuevo el primer párrafo del post.

Nunca, en ningún segundo del tiempo que tardé en escribir mi entrada pensé en las sillas de ruedas, ni se me ocurrió, ni por asomo, que podría haber alguna confusión con ese tema. Si no, tened claro que no habría seguido escribiendo.

Nunca he escrito, ni aquí, ni en los blogs que visito, nada ofensivo para nadie. Ni lo haré. No tengo activada la moderación de comentarios para que salgan todos. Nunca respondo a los comentarios porque los doy todos por buenos, hasta ahora. Lo lamento, pero me he sentido ofendida por uno de ellos. Tenga o no tenga razón, también es mi derecho.

12 Comments:

Lisbeth said...

Por mi parte todo está claro... y entiendo y respeto si tienes que moderar los comentarios, yo también lo hice en su día.

Un beso...

Y a otra cosa, mariposa...

♥ Ana ♥ said...

Tranquila que yo creo que todos hemos entendido lo que querías decir, somos muchos y hay muchas opiniones, pero todo con absoluto respeto.

Besitos

laquesigueaqui said...

Tranquila Leticia, creo que todos te hemos entendido. Siento que este post que empezaste escribiendo inocentemente se haya ido por unos derroteros que te duelen.

Besos guapa.

alma said...

vaya ... ayer no me salió q escribistes en el blog, y hoy entro y me encuentro esto jejeje.

yo creo q no hay q llegar a ciertos extremos de algunos mensajes.

los carritos de bebés son necesarios, no hay otra.
pero bien es cierto q los padres q los llevan han de saber lo q pueden y no pueden hacer con ellos.

no hablo de una ley, no no, ni escrita ni no, hablo de vivir en sociedad y de intentar no "joder" a los demás, y menos a posta.

yo tengo un par de amigas ocn las q salgo habitualmente q llevan carritos.
y desde q nacieron los dos niños, si vamos juntos vamos a sitios espaciosos y donde no se permite fumar.
a veces nos gusta más un restaurante, pero está tan petado de gente q para no dejar los carritos en mitad del pasillo nos hemos ido a otro más vacío.

yo creo q es eso, ser algo más flexible quien sabe q lleva un carrito con ellos.

siento q lo q escribistes como una molestia o queja se haya convertido en esto.
yo he leido tus dos post y los he entendido.

besos


Alma

Temujin said...

Yo tengo tres hijos, dos gemelas y llevar un carro doble, no veas... Pero me organizo y me lo monto para no molestar, ni incordiar. Un hijo con 22 meses y dos gemelas recien nacidas. Eso es una fiesta, pues actuó en consecuencia y no doy el coñazo por ahí. Totalmente de acuerdo y se perfectamente que no es un tema de minusvalía.Que es otro tema. Pero algunos con el rollo del niño, se gastan mucha cara...Un saludo y gracias por dejarme participar. Tal vez algunos debieran pensar más en sus hijos y menos en ellos.

Amal said...

Entiendo perfectamente que moderes los comentarios, hay que ver la que se monta por nada...

A mi entender lo único que querías decir, es comentar la prepotencia que tienen algunos padres en plan: "yo estoy aquí con mi niño, apártense todos", lo cual como dije ayer estoy de acuerdo contigo, y sinceramente, esto relacionarlo con sillas de ruedas y con que no puedes pasear a un niño, me parece muy retorcido, a mi ni se me pasó por la cabeza.

En fin, tú tranquila que tiene que haber de todo en esta vida y sigue poniendo lo que te apetezca que para eso es tú blog.

Abrazos

X said...

Coño, pues se lio una buena.

Mira, yo también he sufrido lo de los carritos. Y entiendo que haya madres que quieran seguir haciendo su misma vida de antes tras tener a un retoño (entiendo, pero no estoy seguro de compartirlo, digo yo que a algunas cosas se tendrá que renunciar, ¿no?). Pero después de vivir Fallas tras Fallas y ver cómo meten el carrito de los cojones en las fallas de especial, donde aquello está petadísimo de gente, y van chafando a los demás y encima poniendo malas caras, no, por ahí sí que no, hay que saber cuándo decir basta. Creo que hay muchas soluciones alternativas al carrito, e incluso a llevar al niño a todas partes, que tampoco veo por qué. Y yo me he ido con mis padres y mis hermanos a patearme media Valencia con cinco o seis años. Sin carrito. Y si me cansaba, mi padre me llevaba a hombros. Se puede.

Y creo que es lo que algunos no han entendido. La diferencia entre no poder elegir (silla de ruedas) y sí poder hacerlo (carrito de niño).

OC said...

Amos a ver...Soy mamá reciente y entiendo perfectamente a Leticia, y llevo mi carrito por donde puedo y me dejan, el que me encuentre barreras no significa que tenga luego derecho a pisotear.

En los autobuses urbanos de Alcalá de Henares sólo dejan una sillita desplegada y si te toca bien, pero si cuando estás en la parada llega el conductor y te dice que la cierres pues o la cierras o no subes...Es lo que hay.

Voy a todos los sitios que creo convenientes con mi bebé, pero ni loca se me ocurriría meterla en sillita en cualquier procesión de la semana santa de Sevilla, bendito sea Dios si hasta a uno mismo le empujan, que la última vez delante de la Macarena casi me destripan!!!!!

Hace dos semanas fuimos a una feria de artesanía aquí en Madrid, a los cines luna sobre Alcia en el país de las maravillas y estaba encaminada a los niños, pues yo consciente de que habría mucha gente me llevé a mí niña en su pouch, ni me la aplastaron, ni di por culo ( perdón por el lenguaje Leticia pero es que me parece eso) con la sillita a la gente que tenía allí sus puestecitos.

Pero hubo mucha mamá que llevó su carrito o sillita... Como dicen: PARA QUE LOS NIÑOS VEAN PIERNAS.

Porque perdonadme, en aglomeraciones los carritos molestan, pero ya no es que molesten, es que me parece de locos llevar a un niño a un sitio que hasta para los adultos no es muy limpio que digamos, tragando polvo, mierda, humos...Como es la feria.

Por lo menos a mí como madre no me parece bien, pero oye cada cual...

Leticia se refería a SI LLI TAS, creo que lo de las sillas de ruedas es querer buscarle tres pies al gato.

Su said...

Hija mía, aterrizo ahora y no he leído el otro post, voy ahora mismo. Pero vamos, por lo poco que "te conozco", no te imagino intentando ofender a nadie, vamos...

MAYTE said...

Leticia, tranquila, no tienes por que aclarar nada, todo esta miuy claro.

Besos.

Lisset Vázquez Meizoso said...

A palabras necias, oídos sordos.. :D

Marian said...

Me parece muy enriquecedor el debate de la entrada anterior. Yo no había leído los comentarios y no me había dado cuenta de las molestias que se habían generado...Creo que has opinado, como siempre, de manera muy sana y sin buscar polémica. Al menos yo lo veo así. Ánimo y sigue con la alegría que te caracteriza.

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K