martes, 10 de agosto de 2010

Así es la vida (Una parte)

Puñetera, muy puñetera, sobre todo con algunos.
.
Mi amigo piensa a menudo en sus expectativas de vida cuando estaba estudiando y se da cuenta, decepcionado, de que no se ha cumplido ninguna.
.
Mi amigo recuerda la ilusión del estudiante que deseaba acabar los estudios (y para ello se aplicaba los días, y las noches) para:
.
- Ejercer su profesión. En este aspecto, y a pesar de la miseria de sueldo que gana (de todos es sabido que las empresas sacan todo el provecho que pueden de la situación que vivimos), se considera un privilegiado porque trabaja en su sector, aunque no exactamente en lo que le hubiera gustado. De todas formas, como dice, es afortunado porque, al menos, ahora tiene trabajo.
- Ganar dinero. Ahorrar... ¡Y una leche! Gana lo justo para llegar a final de mes, y eso que hace sólo unos años, en su profesión se ganaba hasta cinco veces más.
- Tener una casa. La tiene, hipotecada, claro, y comiéndose la mitad de su sueldo. Y así treinta años más.
- Formar una familia. También la tiene. Mujer y dos hijas. Y casi ni las ve porque llega a casa tarde y cansado de trabajo y carretera. lY, a veces, mejor que sea así...!
- Formar una familia feliz. De momento, y como la situación económica y afectiva (consecuencia directa) no cambie, lo tiene crudo. El estado de ánimo (de los dos), derivado principalmente del agobio en que se ha convertido su vida, empeora día a día. Y lo malo es que se queden sin fuerzas (o sin ganas) de luchar por lo que les queda.
- Tiempo libre, ir a un buen restaurante, caprichos para las peques, el coche que le gusta, viajar,... en fin, calidad de vida. Es que ni se lo plantea. Ni en sueños. Una utopía.
.
¿Y qué debe pensar? ¿Que hay gente muchísimo peor? Triste consuelo.

7 Comments:

Nuria said...

Creo que es difícil que se cumplan todas nuestras expectativas, los planes que habíamos hecho cuando éramos estudiantes; de todas formas el dinero no lo da todo y mucho menos la felicidad. La felicidad está en saber apreciar en cada momento lo que tenemos y creo que no es poco lo que tiene tu amigo, a pesar de que no pueda comprarse un gran coche o viajar en sus vacaciones.
Muchas veces las relaciones personales se deterioran por un cúmulo de factores, no sólo por el dinero y cuando esto ocurre hay que intentar ponerle remedio y si no es posible aceptarlo y buscar la felicidad en otro lado.
Eso es lo que opino yo, que conozco la situación de tu amigo por lo que nos acabas de contar.
Un beso

DANYGIRL said...

Lamentablemente, esto no sólo le pasa a tu amigo... es un mal de muchos, sí.

Lisset said...

Si la vida nos da palos, pues nos hacemos cabañas, qué le vamos a hacer? Así andamos la mayoría. Es una montaña rusa, unos días mejor, otros peor pero se sigue luchando y eso es lo que queda, luchar por días mejores y salud para soportarlo.

Juanma said...

Uffff, desalentador.

Besos, a los dos.

Amal said...

La vida nunca es como nos imaginamos, tenemos sueños, proyectos, podemos conseguir cosas, pero no nos damos cuenta que lo que te puede ir bien en un momento dado en un momento puede darse la vuelta por completo, es duro, pero la vida es así, hay quien tiene más suerte y otros no, todo el mundo sabe que tenemos que seguir adelante pero el problema es saber cómo tenemos que hacer de manera que nos afecte lo justo...

Lo que yo intentaría si estuviese en el caso de tú amigo, es que por lo menos no me afectase mucho a mi vida personal, en estos momentos justamente la familia tiene que permanecer unida y echando para delante como sea

Como decía mi abuela, de todo se sale y me diría que ellos en sus tiempos lo pasaron mucho peor y a pesar de todo ahí salieron para delante más fuertes y tenía razón, ahora parece que nos desmoronamos en cuanto no conseguimos los objetivos que nos han metido en la cabeza de tener éxito en la vida, se siente como un fracaso, en vez de desmoronar toda nuestra vida por un mal momento, lo que hay es que echarle h...

Y otro tema, que no se si estarás de acuerdo conmigo, a los hombres les afecta más este tipo de cosas, por cultura, por lo que sea, se sienten fracasados, ahí las mujeres que somos más de otra manera debemos empujar un poco para delante que somos más fuertes y cuando queremos sacamos fuerzas de donde sea, no hay mal que cien años dure...

Un abrazo

alma máter said...

Pues si, no es consuelo... pero es lo único que se puede pensar... Así hay mucha gente... Lo que no hay que hacer nunca es rendirse.

Un beso!

Maitasun said...

Dicen que mal de mucho.... pero a veces no creo que sea el mejor consuelo.

La cuestión es que yo también a veces me paro a pensar y no todos llegamos a cumplir nuestras espectativas y/o metas... a veces se queda todo en una utopía.

Besotes

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K