jueves, 30 de septiembre de 2010

El día después

Nunca me ha interesado la política. Ni me gusta. Por eso he vivido a mi aire, sin implicarme más que lo extríctamente necesario para estar al día y saber qué pasa a mi alrededor.
Tengo mis ideas, más cercanas a unos que a otros, claro está. Y voy a votar. Es uno de los derechos que sigo ejerciendo. Así me capacito para opinar e incluso protestar después si lo que se hace no me gusta. Lo hagan los que yo haya votado o los otros, es igual.
Sin embargo, mi derecho a la huelga no lo he ejercitado casi nunca. En mi época estudiantil (y sólo en contadas ocasiones) voté que sí a algunas de las huelgas que nos proponían simple y egoístamente para disponer de más tiempo para preparar los exámenes. No iba a asambleas ni a manifestaciones ni a protestas. Me quedaba en casa empollando y ya está.
Sólo he ido a una manifestación en mi vida. Fue en Madrid, tras el asesinato de Miguel Angel Blanco. Entonces no cabía hacer otra cosa. Así lo sentí y así lo hice.
Por eso, porque me mueven más los sentimientos, ayer hice mi huelga particular.
A pesar de los convocantes.
A pesar de los que afirman que no es el momento adecuado, ni las razones adecuadas, o lo que sea.
A pesar de las imágenes que vi durante todo el día por la tele de piquetes, hogueras,... huelguistas con una actitud con la que, para mí, pierden el derecho que enarbolan.
Ayer ejercí ese derecho por mí olvidado para compensar a todos los que querían ejercerlo (ni sé ni me importan sus razones) y no pudieron.
Porque, como las chicas de la clínica donde voy a rehabilitación, no pueden permitirse perder un sólo día de sueldo yendo a la huelga. Por ellas y por otros muchos como ellas, que están a punto de perder la esperanza, yo que podía, esta vez lo hice.

6 Comments:

DANYGIRL said...

Yo ayer llegué a casa a las 2 de la mañana, así que no ví ningún telediario, y sinceramente, no sé que pasó con la huelga... y sigo viviendo. :)

Rose said...

Pues me parece muy bien lo que has hecho, el derecho a la huelga está recogido en la Constitución, con lo que... nadie debe decir nada. Y como no, como derecho se ejerce en libertad y punto pelota. Al igual que el que quiere ir a trabajar, debe ir y nadie debe coaccionarle ni obligarle.Creo que tod@s los que querían asistir y no podían, por las razones que fuera, agradecerán tu gesto. Un abrazo y feliz jueves.

Ana said...

Yo no fui, primero por que lo que me pagan por asistir al curso, pesa en mi economía y segundo, por que esta huelga debería haber sido hecha hace tiempo.

A ratos la he seguido por internet y en las noticias, y como siempre se ve barbaridades cometidas en nombre de las reinvidicaciones...

Besos guapa

alma said...

pues está genial q defiendas tus ideales.
sobre todo porq hablas desde el respeto y la idea d q, a favor o en contra, todos somos personas.

a mí me gustaria q saliera algo positivo de todo esto q está pasando en la sociedad ahora... pero bueno, vamos a ver si se cumple el deseo :)

MAYTE said...

Hiciste muy bien ejerciendo tú derecho a huelga, yo creo que ha llegado tarde, que los sindicatos tenían que haber actuado mucho antes.

Besos.

Juanma said...

Pues yo hago mías, una por una, todas las palabras de Rose.

Besos, a los dos.

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K