jueves, 30 de julio de 2009

Una casa de "cuéntame"

Así es nuestra casa de Marbella. Imagino que como la de la mayoría de los españoles. Decorada con muebles y demás enseres que se han ido renovando en la casa de mis padres, mis hermanos y la mía, retales de tiempos pasados que se recuerdan cada verano.
Está allí la cocina de mi abuela, los muebles de mi madre cuando se casó (que luego cambió por otros y se llevaron a Marbella), las cañas de pescar viejas y oxidadas de cuando salíamos los tres hermanos a pescar con mi padre (pobres caracoles usados como cebos), las palas para jugar en la arena (de cuando no pesaban ni los años ni los kilos), las mantas antiguas que pesan como demonios y que se usan sólo si vamos en invierno, los muebles del piso antiguo de Luis (que llegaron desde Madrid para "renovar" un poco), las muñecas olvidadas que ahora son reliquias para mis sobrinas, muchas fotos en blanco y negro de días felices y un montón de cosas más que cada vez que vamos yo me empeño en tirar y mi madre se empeña en guardar.
En fin, en nuestro piso hay un poco de todos y cada uno de nosotros. Un motivo más para los buenos recuerdos cada vez que vamos por allí.

7 Comments:

~PakKaramu~ said...

Visiting your blog

Montse Viver said...

Un gran lujo Letícia poder conservar los "escenarios" de nuestra niñez y juventud, enriquecidos con aportaciones mobiliarias de toda la família tan bien descritos en tus últimas entradas.
Conozco bien el tema, y creo que vale la pena que las nuevas generaciones revivan de alguna forma lo que esas paredes guardan, los pequeños detalles que generan preguntas que hay que responder, y que motivan un enraizamiento en todas y cada una de las casas que hemos querido y que ellos aprenderán a querer también.

Um abrazo,

Montse

YaS said...

Pues eso es genial...tan entrañable!!! Sigue disfrutando!
Besotes

Ana said...

Me recuerda, cuando iba de pequeñita a casa de mis primas. Vivían en una casa enorme en el medio del bosque y estaba repleta de cosas antiguas y aún hoy me gustaría volver.
Ya no tienen esa casa, pero se llevaron todo a donde estan ahora, y cada vez que las visito, nos sentamos en el sótano rodeadas de vellarías recordando...

Besicos

Nuria Gonzalez said...

Deja que tu madre conserve esos muebles porque con ellos está el recuerdo. Y esas fotos en blanco y negro son una maravilla, a mi me encantan.

Besitos guapa

José Manuel said...

Reconozco que hay polvos mejores que los de las antiguallas, pero lo importante es que los haya...

Leticia said...

Creo que se nos notan los años cuando nos enternecen tanto los recuerdos... jejejejeje

 
Chaleti © 2008 ♥ Template by B.K